Empieza a perder grasa ahora con estos consejos

qué hacer para perder peso

En este artículo te cuento cómo bajar de peso sin hacer dieta:

Con constancia. Con un cambio de chip. Con dejar los mitos de la nutrición atrás.

¿Es posible perder peso sin hacer dieta?

Estudios han comprobado una y otra vez que para perder grasa, las dietas funcionan… pero para mantener la pérdida son malisimos. En algunos estudios, hasta 80% de gente que hacia dieta ganaba todo el peso que habían perdido en la dieta. El problema es que la mayoría de dietas no se enfocan en el cambio a largo plazo, un cambio de hábitos y estilo de vida. De esta forma, la pérdida de grasa acaba siendo un proceso, no sólo un resultado. El proceso cada vez se complica menos, y el peso es más fácil de perder y mantener.

Hay casi un año entre las dos fotos de esta entrada.

Esto no es el resultado de una dieta de choque, o un plan de entrenamiento extremo.

Georgina ya había probado todo eso, y cómo muchos planes de este tipo… SÓLO LE FUNCIONARON HASTA QUE DEJARON DE HACERLO.

Cómo tú, ella comenzaba cada nuevo plan con mucha motivación. Perdía un par de kilos rápido… pero un plan de ese tipo no es muy sostenible a largo plazo, y cómo tu, siempre los volvía a subir.

En el momento que tenía un poco más estrés de lo normal, un viaje o algún imprevisto… volvía a sus hábitos de siempre.

En esta foto puedes ver los cambios físicos- queda claro que Georgina ha ganado fuerza y ha bajado en grasa.

pierde 30 kg

Pero lo que NO ves es el cambio de mentalidad.

No ves las mejoras en su autoestima ni la sensación de libertad que siente cuándo sale a cenar con amigos sin sentir ansiosa o fuera de control.

No ves lo bien que ella lleva sus viajes, sin preocuparse por la dieta o el ejercicio.

¿Por qué funciona mejor cambiar los hábitos que una dieta?

Cuándo el enfoque cambia de seguir una pauta de dieta a un cambio de hábitos de estilo de vida, uno deja de enfocarse tanto en el objetivo final y comienza a enfocarse en el proceso de cada día. Acaba siendo mucho más práctico y sencillo enfocarse en cómo comes o haces ejercicio cada día, en vez de sentir una presión de hacerlo ‘perfecto’ durante mucho tiempo. Al cambiar los hábitos diarios, es mucho más sencillo perder grasa y sostener la pérdida a largo plazo.

Los principios básicos para perder grasa

Al comenzar con Georgina, hicimos un asesoramiento de sus hábitos nutricionales.. vimos los hábitos que tenia en su vida actual, y los hábitos que hacia falta cambiar para poder conseguir los resultados que quería.

Estos son los principios importantes que implementamos:

1.- No prohibir ningún alimento.

La restricción fue una de las grandes razones por que sus dietas anteriores siempre habían fallado.

En vez de crear una lista de alimentos que podía comer y otra lista de lo que no podía, nos enfocamos en incluir más alimentos nutritivos y que a ella le agradan.

Le ayudé a entender en qué consistía un plato saludable, y nos enfocamos en agregar color, nutrientes y proteína a sus platos.

2.- Practicar control de las porciones.

Una parte clave del proceso era aprender cómo medir porciones de proteína, hidratos, grasas y verdura utilizando la mano cómo guía.

Sin eso, no hubiese podido llevar tan bien sus viajes y vida social.

Utilizando este método, ella puede comer en restaurantes, en comidas familiares o con amigos o de viaje sin tener que preocuparse.

3.-Aprender a distinguir entre el hambre real y hambre emocional.

De pasar tantos años a dieta, le costaba mucho distinguir entre hambre y ansiedad por comer, y por eso era difícil dejar de comer cuándo estaba saciada.

Cómo muchas dietas promueven ignorar tus señales de hambre, lo más común es de pasar mucha hambre y olvidar cómo sentir la sensación de saciedad.

Por eso tomamos tiempo al principio para poder reconocer señales de hambre y cómo relajarse antes de comenzar a comer.

4.- Prestar atención durante el momento de comer.

Empezó a saborear su comida y incorporar más tiempo en la cocina cada semana.

Comer despacio y masticar bien la comida le ayudó a mejorar la digestión y controlar las porciones- si se encontraba satisfecha antes de que acabara el plato… podía tomar la decisión de acabar la comida o no.

También le ayudó MUCHO a saber realmente lo que le gustaba y no le gustaba, ¡lo cuál nadie le había preguntado en el pasado!

6.- Pensar con antelación.

Aunque estuviera de viaje, comenzó a pensar un poco más sobre su alimentación para poder evitar tener demasiada hambre (y comer rápido o poco saludable) y tener en cuenta el equilibro de su nutrición.

En viajes o cuándo estaba con familia, si hacia falta ir al super para comprar algo para suplementar o sustituir lo que había disponible, hacia el esfuerzo de priorizarlo.

Durante la cuarentena, hizo una planificación de comidas para su familia entera- ¡y TODOS beneficiaron de ello!

7.- Enfocar en lo que puede controlar, no lo que no puede.

Claro, la vida no es estática.

Hay algunas semanas más difíciles de mantener el ritmo, entre viajes, estrés o situaciones en cuales no se puede controlar lo que le aparece en el plato. En el pasado, hubiese sido una oportunidad para hacer excusas… es fácil salir del camino cuándo no se puede controlar ciertas situaciones, o cuándo se complica la vida. Pero esta vez, ella no lo hizo.

Ella se enfocó en lo que SÍ podía controlar en vez de desesperarse por todo lo que NO podía controlar.. y esa mentalidad le ayudó a conseguir sus objetivos y seguir en su camino.

qué alimentos ayudan a perder grasa
Una semana en un barco de viaje, siguiendo buenos hábitos todo el tiempo!

¿Que se debería comer para perder grasa?

Georgina come una variedad de verduras, hortalizas, proteínas, grasas saludables e hidratos. Disfruta de una copa de vino con sus amigos de vez en cuándo.

Es activa, y prioriza mover el cuerpo de alguna forma cada día. Presta atención a los tamaños de sus porciones, y elige principalmente alimentos que aportan a un nivel alto de energía, buenas digestiones y una sensación de satisfacción con sus comidas.

Ella prioriza el sueño, y está trabajando en mejorar su gestión del estrés. Si no puede hacer ejercicio, o si come pizza para cenar alguna noche… NO PASA NADA.

Ella sabe que mañana es un día nuevo, y lo que importa más son sus hábitos de cada día.

¿Por qué funcionó este método de perder grasa, y otros no?

  1. La flexibilidad. Nunca estaba ‘a dieta’ o ‘saltando la dieta’, y no había ningun alimento prohibido o ‘malo’. Esto le dejó explorar sus gustos y conectar con su cuerpo para realmente entender lo que le gustaba, y lo que le funcionaba mejor. También quitó la ansiedad o preocupaciones de viajar o comer en situaciones en cuales no tenía control sobre el menú.
  2. Un cambio de mentalidad. En vez de pensar en este proceso como un cambio temporal, ella cambión por completo cómo pensaba en su alimentación. Antes, comenzaba una dieta con la idea que era para perder peso y ya- y las ‘reglas’ de la dieta no encajaban nada con su estilo de vida. (lo cual pasa a MUCHA gente que quiere perder peso!) En cambio, con este proceso trabajamos mucho en cambiar la mentalidad de la dieta, y nos aseguramos de incorporar alimentos nutritivos Y alimentos divertidos para que el cambio pudiera ser permanente
  3. Un mejor conocimiento de la nutrición. Hoy día no hay fin de la información disponible sobre dietas y nutrición… ¿pero de esa info, cuánta realmente aplica a TI? Georgina pudo aprender información útil para ella y ‘desaprender’ datos de las dietas restrictivas del pasado que le causaban bajar y subir los mismos kilos una y otra vez.

Te comparto una conversación que tuvimos hace poco:

qué hacer para perder peso

Básicamente, ella me explica que siente que no sólo ha perdido peso, pero que también ha mejorado mucho su relación con la comida y con ella misma.

Este proceso no ha acabado- Georgina sigue aprendiendo, creciendo y encontrando más sobre si misma y su relación con la comida y su cuerpo. Pero hay una cosa segura- y ella me asegura de esto cada vez que hablamos- ya no hay vuelta atrás.

Es hora de cambiar tu mentalidad sobre la dieta

Quizás has llegado al momento que ya no puedes más con otra dieta, o sientes un poco estancad@. Quizás hay tanta información en las redes o en la media que sientes perdid@. O quizás la teoría ya la tienes super claro, pero por alguna razón te cuesta cambiar el chip.

Tranqui. Llegarás. Y yo te ayudo.

Únete a mi grupo de Facebook. Allí hablamos de cómo mantener la constancia, cómo mejorar la imagen corporal, y como cambiar el chip hacia el cuerpo y la comida.

Descarga mi guía gratuita de los secretos de cómo mantener la constancia, dónde encontrarás también la razón #1 por que sientes que siempre tienes que ‘comenzar de nuevo.’

Y cuando quieras, comentamos como puedes comenzar a cambiar los hábitos y ‘el chip’ para siempre. Mándame un mensaje, y concretamos una hora para hablar sobre tus objetivos, tus obstáculos y los cambios que te gustaría realizar en tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar