Receta Saludable: Hummus de Albahaca y Tomate Seco

En teoria, me encantaría tener un jardín de verduras y fruta y hierbas frescas en casa. La realidad es que ni tengo la capacidad de distinguir entre plantas falsas y reales. Eso me hace agradecer aún más las plantas de albahaca que mi compañera decidió plantar este verano. Ella ha cuidado las plantas super bien, y hemos estado agregando albahaca a todo lo que comemos… tapenades, ensaladas, bebidas.. Todo!  

¿Tienes albahaca en casa?

Y de allí salió esta receta- tenemos un montón de albahaca, y hay usarla.. Y qué mejor que un hummus? No te voy a vender esta receta como una receta de “superalimentos que te van a curar todo lo que te pasa y además conseguirte un novio guapo”… pero si que puedo decir lo siguiente: 

Este hummus es: 

  1. Delicioso 
  2. Increíblemente fácil de hacer 
  3. Más sano que la mayoría de las opciones en el super. 

¿Y cómo puedes utilizar este hummus tan bueno? A mi me gusta mezclarlo con vinagre y limón para aliñar las ensaladas, con una tortita de arroz o pan de sin gluten (mi preferido es de Origo, en Barcelona), o con zanahorias y pimientos, o como salsa para pollo o pescado.

Un par de notas sobre la receta:

  1. Si utilizas tomates en aceite, puedes bajar la cantidad de aceite que agregas a la receta. Si prefieres un hummus muy suave, agrega otra cucharada de aceite de olive y tritura por más tiempo.
  2. No tengo NI idea como saldría la receta con albahaca seca, pero me imagino que necesitarás menos cantidad por que hierbas secas tienen un sabor mas fuerte. Yo utilice un aceite picante, pero si no tienes aceite picante a mano, puedes echarle un poco de pimienta picante.

¡Pruebalo y cuéntame que tal! 


INGREDIENTES

  • 1 bote garbanzos (400g escurrido y pasados por agua)
  • ¼ taza albahaca fresca
  • 40 g tomates secos (los que no vienen en aceite)
  • 2 cucharadas aceite de oliva virgen
  • 4 cucharadas agua
  • 2 dientes ajo
  • Sal al gusto
  • Zumo de medio limón

Preparación: 

Echa todos los ingredientes a una batidora potente o un robot de cocina, y tritura hasta que llegue a la textura deseada. Guarda en la nevera hasta 4-5 días en un bote o tupper hermetico. 

¡Disfruta!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *